Nota: Javier Molina, es economista y Master en Mercados Financieros.

 

4 de octubre de 2021.

 

  •  Hong Kong, la bolsa que ha perdido 21% en el año

 

Las bolsas de Europa tenían comportamientos mixtos este mediodía, al momento de abrir los mercados en Estados Unidos, con el FSTE 100 al alza en 0.3% y el DAX perdiendo 0.03%, de acuerdo con datos de la plataforma de inversión multiactivos eToro.

Entretanto, los principales índices de EE.UU. abrieron este lunes a la baja, con el Dow Jones recuperando terreno hacia las ganancias en los primeros minutos de negociaciones. Sin embargo, el Nasdaq sigue liderando la caída, con una baja de 0.9% esta mañana.

La palabra que se ha metido en los mercados es la de “estanflación”, al existir preocupación sobre un repunte de la inflación en los mercados desarrollados, al tiempo que el crecimiento comienza a reducirse. Podría decirse que por ahora éste no es el panorama, porque las principales economías del mundo cerrarán el año con pronósticos de crecimiento superiores al 5% anualizado y una inflación que ronda el 4 y 5%.

Sin embargo, las alzas en el crecimiento económico no serán tan grandes en 2022. El reto es comprobar si la inflación, en efecto, comienza a ceder para entonces.

Mientras tanto, esta semana se reúne la OPEP+, en donde se espera que los productores de petróleo acuerden continuar con su plan de incrementar mensualmente la producción mundial en 400,000 barriles diarios, para ir atendiendo las necesidades de las economías, cada vez más abiertas. La cancelación de un mayor incremento, junto con los cierres de algunas regiones productoras por cuestiones climáticas en las últimas semanas, llevan al petróleo WTI a un nuevo pico de 78 dólares por barril.

En medio de este contexto, hay que poner atención en China, en donde no sólo el problema de Evergrande continúa, sino que también lo harán las acciones gubernamentales contra los gigantes tecnológicos chinos. El índice Hang Seng, de la bolsa de Hong Kong, ha perdido 21% en lo que va de 2021, y este lunes todavía abrió la semana retrocediendo 2.19%.

No es lo mismo tapering que tightening

Ya alertábamos la semana pasada de la primera salida de flujos de renta variable global de 2021. Esta situación se ha vuelto a dar en las últimas sesiones, provocando cierta expectativa, de cara al momento delicado en que podemos estar entrando. La publicación del dato de empleo de septiembre, el último que la Fed tendrá antes de tomar una decisión sobre el tapering en su reunión del próximo mes, será igualmente determinante para entender las fuerzas dominantes en esta última parte del año. Veremos el efecto de la variante Delta del Coronavirus y de su recuperación.

En este contexto y del lado de las tasas de interés tras la complicada semana que hemos pasado, volvemos a poner sobre la mesa que lo importante no es cuál será la variación de las tasas en términos absolutos, sino la velocidad con la que se produzcan los movimientos, que es lo que realmente provoca el movimiento de las bolsas.

En este sentido, hay que diferenciar los términos tapering de tightening, que será el cometido de la Fed explicarlo correctamente, por cómo puede influir en los mercados. El primer concepto engloba una reducción gradual de las compras mensuales de deuda hipotecaria y bonos del Tesoro de largo plazo. El segundo es cuando la reserva federal aplica una política monetaria restrictiva cuando la economía se está calentando muy rápido y existen riesgos de inflación. Estamos ante el primero de los sucesos, de momento.

S&P 

La mezcla de crecimiento/inflación parece que se está deteriorando en el tercer trimestre, lo que está llevando a los inversores a temer la famosa stangflation, o estar ante un momento donde la inflación aumenta, pero no la actividad económica en sintonía. Esto es malo para lo FAAMNG, y malo para el mercado en su conjunto. Sólo en la última semana, esas acciones han perdido unos 300,000 millones de dólares, siendo una de las principales causas del aumento de las tasas de interés.

Desde un punto de vista técnico, la zona de soporte de los 4,380 puntos se perdió en el cierre semanal. Es cierto que hay que esperar a la sesión del lunes para entender el verdadero significado de esto, y ver si es fiable, pero el tener un nuevo mínimo creciente y una zona de máximos semanales decrecientes, pone en aviso a los navegantes.

Perder los 4380 puntos supone ir a buscar los 4240 a 4250. Por arriba, son los 4,400 el primero de los niveles a superar para pensar en cotas mayores. Por sentimiento contrario y ante las lecturas de miedo observadas, se podría atacar la zona mencionada de los 4,400 en el corto plazo.

 

Criptoactivos

Nueva semana repleta de noticias, nuevos desarrollos y recuperación de niveles que han devuelto al bitcoin a las puertas de los 50,000 dólares. Digeridas las noticias de China o los ajustes en los mercados globales, parece que vuelve a notarse cierta recuperación del optimismo en el mercado cripto.

Bien sea por ese ETF que tanto se espera en Estados Unidos, con ese comentario donde se prefiere tener al futuro del BTC como referencia antes que al spot, bien sea por noticias como la de Twitter o Visa trabajando con las CBDC o Revolut lanzando su propio token, entre cientos de noticias relacionadas, lo cierto es que regresa la atención a los criptoactivos. Los precios recogen este momento de mercado y algunas métricas como las de posiciones de inversionistas a largo plazo han dado señales alcistas.

Desde un punto de vista técnico, superar los 45,000 dólares como resistencia clave del movimiento bajista iniciado en septiembre, nos avisa del cambio de fuerzas en el corto plazo. Si bien es verdad que falta un aumento de volumen para confirmar nuevas posibilidades alcistas, lo cierto es que son ahora los 50,000USD, y en realidad los 52,000 USD, el objetivo del actual impulso alcista. Llegados a esos niveles, las cosas se pondrán serias y deberemos asistir a ese aumento de volumen para pensar en cotas mayores. Por abajo, perder los 45,000 significará volver a tantear los 40,000 puntos, soporte de corto plazo actual. Por debajo, cambio de sesgo e implicaciones bajistas.