15.7 C
Mexico City
domingo, junio 23, 2024
spot_img

CRÓNICA ROSA EN CDMX / EL RELATO DE PATTY WAR

CRÓNICA ROSA / PATRICIA GUERRA FRESE

PATY GUERRA
La opinión de Patricia Guerra Frese / El relato de Patty War

20/05/2024

Crónica rosa / El relato de Patty War

CRONICA ROSA / EL RELATO DE PATTY WAR
Crónica rosa

A los mexicanos nos unen las desgracias. Siempre que la naturaleza nos reta con la fuerza inexorable que surge de sus entrañas, los ciudadanos hemos respondido en forma solidaria y organizada.

No es la primera vez, tampoco, que enfrentamos a un presidente tan autoritario, como ineficiente, ni será la primera vez que demos un golpe de timón para enderezar la ruta de nuestro destino.

CRONICA ROSA / EL RELATO DE PATTY WAR
Baby AMLO cash

Por eso hoy, domingo 19 de mayo de 2024, enfilé rumbo al corazón de la antigua Tenochtitlan para sumarme a cientos de miles de mexicanos, que como yo, representamos la voz de los que no queremos darle continuidad a este sexenio trágico.

Avenida Juárez era una fiesta de flores de cerezo que avanzaban como un fluido espeso sobre la antigua calle del Calvario, hoy Avenida Juárez.

Nunca había visto tantas banderas ondear a mi alrededor, todas portadas con el orgullo de quien está dispuesto a dejar la comodidad de casa un domingo por la mañana, de tomar algún transporte público, caminar varias cuadras, soportar el calor inclemente y encima, hacer todo lo anterior observando un comportamiento ciudadano ejemplar.

CRONICA ROSA / EL RELATO DE PATTY WAR
Zócalo con Xóchitl

Gritar consignas estaba incluido en el paquete: ¡Fuera Morena! ¡Xóchitl, presidenta! ¡México-México-México! Gritamos hasta desgañitarnos por toda la Avenida Madero.

Despacio, pero sin pausa, fuimos recorriendo cada uno de los casi siete siglos de vida de nuestra hermosa ciudad, hombro con hombro. Hasta que, ya casi llegando a la Plaza de la Constitución, el flujo se volvió más espeso.

“Nos pusieron vallas”, dijeron algunos. “Por la derecha se puede entrar”, observó otro y todos los presentes, aún sin conocernos, enfilamos por el rumbo señalado, en perfecto orden y cordialidad.

Aquello era como zambullirse en un mar de ruido ensordecedor. Todavía no eran las diez de la mañana y el Zócalo lucía repleto.

Del lado de la Catedral estaba el templete con algunos organizadores dando indicaciones, mientras que el sol resultaba más convincente que los maestros de la CNTE, a quienes nunca vi, o que la ridícula “sugerencia” de la señora Taddei de portar un color distinto al rosa, porque adiviné ¿De qué color íbamos casi todos?

Pues de rosa. Como si no supieran que a los mexicanos nadie nos quita nuestra santa libertad de disentir.

En las ventanas de los edificios y en las terrazas se asomaban muchos con sus banderas y acompañaban a la multitud en las consignas.

Aunque también nos observaban figuras siniestras en las azoteas. De pronto cientos de miradas se dirigieron a lo alto del Hotel Majestic.

En uno de los balcones estaba asomada una mujer vestida de huipil rosa. Era Xóchitl Gálvez que saludaba a una multitud que la aclamaba.

“Uff qué calor”, me quejé, cuando de pronto, la patria me cubrió con su manto sagrado para librarme de los rayos del sol que ya pegaba a plomo.

Nunca olvidaré la sensación de estar debajo de una bandera monumental que pasa de mano en mano y que todos tomamos con veneración.

Ese hilo conductor de nuestra mexicanidad fue como un buche refrescante en medio de ese alegre infierno.

Los discursos fueron no solamente elocuentes y emotivos, también cortos, para beneplácito de todos.

Aunque en el último, Xóchitl tuvo un detalle que me conmovió mucho porque mencionó cuando en mayo de 1862, en la víspera de la famosa Batalla de Puebla, el general Negrete se puso a las órdenes del general Ignacio Zaragoza, porque, según dijo, “antes que partido, tengo patria”.

Así el México de 2024, antes que ideas políticas, tenemos una bandera y un Himno que nos representan y que tenemos que defender con el voto.

Lloré todo el Himno Nacional, lo canté en posición de firmes, de cara a la bandera monumental que siempre sí nos hicieron el “favor” de izar.

https://twitter.com/pattywar

https://www.facebook.com/pattywar

Articulos relacionados

Conectate

228FansMe gusta
1,435SeguidoresSeguir
44SuscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Latest Articles