23.9 C
Mexico City
viernes, febrero 23, 2024
spot_img

2024, EL AÑO DE LAS DEFINICIONES / DIMITTIS

2024, EL AÑO POR DEFINIR / LA OPINION DEL ABOGADO NAKACHI

NAKACHI
La Opinión del Abogado Nakachi / Dimittis

2024, el año de las definiciones

15/01/2023

#DIMITTIS

En 2024 conmemoraremos doscientos años de la promulgación de la Constitución Federal de 1824, instrumento jurídico que nos configuró como nación con un sistema federal, representativo y republicano.

2024, EL AÑO DE LAS DEFINICIONES / DIMITTIS
200 años de la promulgación de la Constitución Federal de 1824

Ese año fue la primera ocasión que se eligió por el sufragio al primer presidente de la república, Guadalupe Victoria. Desde entonces, cada elección es un drama mexicano. La de 2024 por supuesto será definitiva para decidir el rumbo que queremos de país. No hay más: dictadura de corte bolivariana o democracia liberal.

En dos siglos de haber instaurado en el territorio mexicano el régimen republicano federal no hemos sido capaces como país de consolidar la democracia. Hay que decirlo como es, no la tuvimos en el siglo XIX y la mayor parte del siglo XX. Apareció hasta el año 2000, gracias a la participación ciudadana.

Así, nuestra democracia es reciente; consecuencia de un largo proceso. Promovida en origen por don Jesús Reyes Heroles, la reforma política de 1977 es la antesala de la conquista ciudadana de la democracia hasta el año 1996, cuando el IFE (hoy INE) quedó en manos de la ciudadanía y no del gobierno.

A la reforma promovida por Reyes Heroles le siguió la crisis política del proceso electoral de Chihuahua en 1985 y por supuesto, ejecutado desde Gobernación con todo el aparato del Estado, el fraude electoral de 1988 cuando a Bartlett se le cayó el sistema de cómputo y el sistema calló para entronizar a Salinas.

Hay que destacar que ya entonces comenzaba a asomarse en el horizonte político, como ave de rapiña, el oportunista populista que nació en la cuna del PRI y que a la postre sería el eterno candidato hacia la presidencia.

Arrebatarle el conteo de los votos al poder y echar para abajo la “dictadura perfecta” es una conquista ciudadana que poco apreciamos los mexicanos.

Sobre todo, los más jóvenes que han sido tocados por los tentáculos del demagogo con el siniestro programa “Jóvenes construyendo el futuro”, plan macabro que busca comprar su voluntad; al estilo de los comunistas cubanos, volverlos dependientes y cuando quieran reclamarle a papá gobierno, su mente les haga corto circuito.

El conteo ciudadanos de los votos y su participación, permitió en el 2000 la alternancia en el poder. Poco se aprecia, pero en los últimos sexenios han gobernado México tres distintos grupos políticos. La inercia de la democracia genera desarrollo, crecimiento, certeza, fortalece el entramado institucional.

Con sus áreas de oportunidad México iba en el camino correcto hacia la modernidad. Son los frutos de vivir en un país con libertades: elecciones democráticas, contrapesos al poder, Estado de derecho, inversión, atracción turística, generación de empleos formales, y todo el entramado institucional que hizo de México en las últimas décadas una de las economías más fuertes del mundo.

Sólo que en 2018, con la democracia, la nación encantada por el engañabobos optó por la vía de la demagogia y en consecuencia, frenó la ruta de la modernidad.

López Obrador en su administración de escándalo lanzó al país a épocas nada gloriosas: Guardia Nacional, estatismo, compra de votos, militarización de la seguridad pública, rechazo a la inversión privada, cancelación del NAIM, culto a la personalidad del presidente, opacidad en los contratos públicos, nepotismo descarado.

El de la “honestidad valiente”, en el ejercicio del poder mutó en el presidente de la república más corrupto, cínico y caradura del que se tenga registro. Hace ver inocente y decente al más taimado de nuestros exmandatarios. Y ponga usted en la mesa el nombre del que guste. De ese tamaño la tragedia de este México de 2024.

Los ciudadanos mexicanos de siglo XXI elegiremos este próximo dos de junio si queremos continuidad del obradorato ligado al chavismo bolivariano con su democracia iliberal, o si queremos regresar al camino de edificación de la democracia liberal que permitió la alternancia pacífica.

El embustero oficial mexicano, ya nos trajo a su toma de protesta al sátrapa y delincuente Nicolás Maduro, ya placeó en las fiestas de independencia al dictador cubano Díaz Canel, se hace que la virgen le habla con la dictadura nicaragüense de orteguita donde rosario murillo es la reina del país centroamericano; asiló al narcotraficante Evo Morales.

¿Qué más tenemos que mirar para darnos cuenta de sus vínculos con la mafia chavista que lidera la narcodictadura castrista en La Habana?

2024 es el año de las definiciones.

2024, EL AÑO DE LAS DEFINICIONES / DIMITTIS
2024, EL AÑO DE LAS DEFINICIONES

Por un lado, tenemos a un grupo en el poder que no van a soltarlo por las buenas. A estas alturas se juegan más que el poder, tienen tanto qué explicar en los tribunales y sin fuero se vuelven sujetos vulnerables ante la justicia local e internacional y lo saben.

Por conservar el poder ya nos demostraron que están dispuestos a todo. Tan solo vea el límite que rebasaron con tal de ratificar a la fiscal hermana de CDMX, Ernestina Godoy: amedrentaron, amenazaron y hasta balazos echaron. Aún así, no pasó. Caló hondo en Palacio Nacional. Ante la poca gracia de su candidata presidencial, sí están alarmados.

Por otro lado, tenemos la opción de Xóchitl Gálvez. No le busque, este tiro es de dos. Hoy que cerró su precampaña en la Arena Ciudad de México con un lleno a reventar, destaca que no hubo acarreados, y sí una luz en el horizonte para los que queremos un país con la libertad de escoger a nuestros dirigentes desde las instituciones.

Ella lo dijo: “la esperanza ya cambió de manos y ahora nos pertenece”.

Vaya celebración del bicentenario de la república, si no reaccionamos puede que de la fiesta patriótica y su algarabía, pasemos al sepelio del país. Sería un triunfo más del chavismo bolivariano.

Huroneo

2024, EL AÑO DE LAS DEFINICIONES / DIMITTIS
Sanjuana Martínez, exdirectora de Notimex

La revelación de Sanjuana Martínez, exdirectora de Notimex el pasado nueve de enero, donde acusó que desde la Secretaría del Trabajo federal se le solicitó el 20 % de las liquidaciones del personal activo que laboraba en la agencia de noticias para destinarlo a la campaña presidencial de Claudia Sheinbaum, es una evidencia más de cómo opera el Rey del Cash desde Caracas-La Paz-La Habana y México.

https://twitter.com/Nakachi_Mx

Articulos relacionados

Conectate

228FansMe gusta
1,435SeguidoresSeguir
44SuscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Latest Articles