GRAN BRETAÑA ESPERA UNA RECESIÓN LARGA, ETORO

Etoro

  • …y las tasas en continuarán aumentando en todo el mundo.

Ben Laidler es Estratega Global para eToro

3 de noviembre de 2022

GRAN BRETAÑA ESPERA UNA RECESIÓN LARGA
GRAN BRETAÑA

Las bolsas de Europa iban a la baja hoy, a una hora de abrir los mercados en EE. UU., con el índice FTSE 100 bajando 0.04%. El DAX perdía 1.17%, el Euro Stoxx 50, 1.10%, el CAC 40, 0.8%. El IBEX 35 bajaba 1.7%, de acuerdo con datos de la plataforma de inversión multiactivos eToro.

Las bolsas de EE. UU. abrieron a la baja con el Dow Jones perdiendo 0.7%, el S&P500, 0.94% y el Nasdaq 1.21%.

Como se comentó ayer, la decisión de la FED se hizo de acuerdo con lo esperado, sin embargo, el mensaje más tarde por parte de Jerome Powell dejó en claro que es temprano para hablar de una pausa en las alzas de tasas en Estados Unidos.

Los mercados de renta variable, que esperaban por alguna razón un mensaje más moderado, ampliaron sus caídas, y la dosis se repite esta mañana. El sector de Big Tech sigue a la baja, en medio de este contexto.

De particular importancia fue la declaración de Powell acerca de que “el nivel máximo de las tasas de interés será más alto que el esperado en septiembre”. Esto es: la Fed había proyectado un máximo de 4.6% para la tasa de referencia, que dejaba espacio para un alza más moderada en diciembre.

Ahora se abre el camino para un alza mayor. En ese contexto, hoy el índice PMI no manufacturero en EE. UU. retrocedió a 54.4 puntos, un resultado menor al esperado, pero aún lejos del terreno de contracción.

Gran Bretaña siguió la tendencia hoy, con un alza de 75 puntos base, para situarse en 3%. Como se sabe, la economía británica no viene de un momento tan fuerte como la estadounidense, pero la debilidad de la libra esterlina forzó un alza en la misma proporción.

Sin embargo, el Banco de Inglaterra también señaló que espera una recesión que continúe hasta la primera mitad de 2024, una recesión larga que no se había visto desde la crisis financiera de 2008. Esta mañana la libra cotiza en 1.1179, una caída de 1.8%.

Desde China llega la noticia de que cualquier rumor de una moderación de la política contra el Covid-19 estaba equivocado, de acuerdo con una declaración del Comité de Salud Pública. Ello bastó para presionar a la baja el precio del petróleo. El WTI cotiza en 87.96 dólares por barril esta mañana, y el Brent en 94.49 dólares

Se retrasa la temporada de calefacción de invierno

El 1° de noviembre marca el inicio de la temporada de calefacción de invierno en los mercados energéticos, pero este año se ha retrasado por un clima más cálido, que puede continuar si se cree en los pronósticos.

Esto ha ayudado a impulsar una caída bienvenida en los precios del gas natural en Europa, pero la escasez de suministros mantiene altas las primas de precios de los productos refinados de EE. UU., lo que aumenta los riesgos de precio para un retorno de la demanda estacional más normal.

Esto seguiría generando enormes ganancias para las empresas de energía y avivando aún más las conversaciones sobre impuestos extraordinarios. Estos impuestos son una realidad europea, pero poco probables en EE.UU. Esto ha generado una gran brecha de rendimiento y valuación entre sus sectores energéticos este año.

Los mercados de energía de EE. UU. tienen patrones estacionales claros, con la demanda de gasolina impulsada por la temporada de conducción de verano, lo que a su vez puede respaldar los precios del petróleo crudo. La gasolina representa el 44% de toda la demanda de petróleo de EE. UU., y el transporte el 67%.

Los precios del gas natural a menudo aumentan antes de la demanda de la temporada de calefacción de invierno. El 43% del gas natural se usa para energía eléctrica y necesidades residenciales, mientras que el combustible para calefacción suele tener una estacionalidad mayor más adelante en el invierno. El 85% de la demanda proviene del noreste de EE. UU.

El clima ha sido inusualmente cálido en ambos lados del Atlántico este año, y los pronósticos para el largo plazo dicen que esto puede continuar en Europa y EE. UU.

Hemos visto sequías de verano y un fenómeno climático global de La Niña, sin embargo, los diferenciales entre los precios de productos de gasolina/crudo y calefacción/gasolina refinada son un 25% más amplios de lo habitual (ver gráfico), lo que refleja cuellos de botella y escasez de inventario.

Un aumento en la demanda de invierno puede empeorar esto. Las refinerías, desde Marathon hasta Valero, y las grandes empresas integradas, como Exxon, están posicionadas para aprovechar estas oportunidades.

https://twitter.com/eToro