CORPORATIVO con Rogelio Varela 

LOGO ROGELIO VARELA

  • El gabinete económico se reunió con productores del campo para revisar una estrategia que permita ampliar la oferta de alimentos

Opinión 12/04/2022

ALZA DE ALIMENTOS

Luego de que los precios de los alimentos en marzo pasado escalaron más de 10 por ciento, se han encendido las luces de alerta en el gobierno federal.

La idea del presidente Andrés Manuel López Obrador es ampliar la producción como una forma de hacer frente al alza de precios, pero en el corto plazo, a decir de analistas y empresarios, será muy difícil incrementar la oferta de alimentos.

Por lo pronto, ya se realizó una primera reunión del gabinete con el sector privado y organizaciones campesinas.

En la encerrona, realizada a fines de marzo pasado, asistieron el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos, el titular de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, y por parte de los empresarios estuvo el Consejo Nacional Agropecuario, que preside Juan Cortina Gallardo.

En la reunión se analizaron temas de coyuntura como es el impacto en el campo en los precios de los fertilizantes que importamos de Rusia, que se han elevado más de 200 por ciento desde la invasión a Ucrania, y las sequías que han afectado a varias regiones del país.

Ambos factores amenazan con reducir la superficie cultivable, ya que en especial los productores de menor tamaño no pueden comprar fertilizantes a los precios actuales, lo que anticipa nuevas alzas de precios, que afecta en especial a las familias de menores recursos.

El incremento en costos, tras el conflicto en Europa, ha impulsado el precio internacional de maíz en más de 38 por ciento y el trigo, en 65 por ciento. Para el limón, el alza ha sido significativa, pues hace un año un kilogramo costaba 20 pesos y ahora se ubica en 90 pesos, mientras que el aguacate, que tradicionalmente se vende por kilo en 40 pesos, se encuentra hasta en 120 pesos.

Un tema especial es el valor de la tortilla, que rebasó los 20 pesos por kilogramo en todo el país, y por la subida en el precio del maíz está expuesta a mayores costos por la electricidad y el gas.

Otro tema que impacta la cadena productiva ligado al alza del maíz en los mercados internacionales es el encarecimiento del forraje, ya que pega al sector pecuario, además que las importaciones de trigo afectan los costos de la industria panificadora a todas escalas.

Uno de los planteamientos puestos sobre la mesa por el CNA es alcanzar con el gobierno una tregua regulatoria mientras se normaliza el mercado de granos a nivel mundial.  Otra petición de los productores es que la Secretaría de Hacienda busque espacios presupuestales para reanudar programas que había hasta el inicio de la administración, que iban directos al campo y que han desaparecido para entregarlos como programas sociales. El tema de ampliar la producción de alimentos en el muy corto plazo es complejo, ya que tampoco un eventual control de precios, como lo planteó en días pasados el primer mandatario, resolvería el problema, y sería el tiro de gracia para los productores.

https://heraldodemexico.com.mx/opinion/2022/4/12/alza-en-alimentos-395256.html
ROGELIOVARELA@HOTMAIL.COM
@CORPO_VARELA