Nota: Edoardo Fusco-Famiano, analista de eToro.

 

6 de septiembre de 2021.

 

  • Suben presiones para atender la inflación.

Las bolsas europeas van al alza este mediodía, con el índice EuroStoxx 50 avanzando más de 1%, seguido del índice alemán DAX, que crece 0.8%, de acuerdo con datos de la plataforma de inversión multiactivos eToro. Hoy es día de asueto en los mercados estadounidenses.

Desde Asia, llama la atención la bolsa de Japón, con el índice Nikkei volviendo a niveles no vistos desde abril pasado, muy cerca de los 30,000 puntos, luego de un rally muy pronunciado, que empezó a mediados de agosto. Al parecer, la transmisión de la pandemia se ha desacelerado por fin en Japón, y la renuncia de su primer ministro Yoshihide Suga, le ha parecido muy bien a los mercados.

Para esta semana, se esperan los resultados del índice nacional de precios al productor en EE. UU., que el mes pasado fue inusualmente alto.

Dato de empleo decepciona. Bancos centrales bajo observación esta semana

En el análisis de la semana pasada, antes del viernes, subrayamos que el mercado ya había descontado una extensión del programa de estímulo monetario de la Fed, con el consiguiente retraso en el procedimiento de tapering. Entre los factores capaces de cambiar el rumbo de las cosas, el desempeño del mercado laboral, como la inflación, son los principales indicadores macroeconómicos capaces de anticipar un potencial cambio de rumbo.

Las expectativas de los datos del mercado laboral estadounidense para el mes de agosto no eran emocionantes con un estimado de unos 750,000 nuevos puestos de trabajo. La cifra real, sin embargo, fue una bofetada a las estimaciones del consenso de los analistas: 250,000.

No es una tragedia, si miramos las reacciones de los mercados de valores, y esto no es de extrañar. En realidad, solo una cifra extraordinariamente positiva podría haber provocado un marco temporal más corto para el inicio de una fase de salida del estímulo monetario de los últimos 18 meses.

Claramente, una cifra débil tiende a prevenir aún más esta posibilidad: la consecuencia es un mayor debilitamiento del dólar, una corrección en el sector de bonos y una recuperación de la fortaleza relativa de la renta variable en comparación con otras clases de activos. El oro también está recuperando fuerza alcista, en un contexto en el que la expectativa de reducción del estímulo monetario está retrocediendo.

Los bancos centrales estarán en el escenario esta semana, incluido el Banco de la Reserva de Australia (RBA), el Banco de Canadá (BOC) y el Banco Central Europeo (BCE). En el caso del RBA, el total confinamiento en todo el país dejó sin cambios su programa de compra de bonos, en 5,000 millones de dólares a la semana. Sin embargo, indicó su intención de reducirlo a 4,000 millones de dólares en la reunión de principios de septiembre.

Si para el Banco de Canadá la expectativa es un mantenimiento del nivel actual de compras, la atención en gran medida estará claramente dirigida al BCE: el Consejo de Gobierno, a través de declaraciones individuales, ha expresado muchas diferencias, frente a una inflación que en la última encuesta alcanzó el 3% anual.

Bajo el programa PEPP, el BCE tiene el poder de comprar hasta 1.8 billones de euros en bonos en cualquier momento. Hasta ahora ha mantenido un ritmo de alrededor de 20,000 millones por semana. La reunión no debería dar lugar a sorpresas ni cambios de rumbo, pero no hay duda de que, de todos los bancos centrales, el BCE es el que tiene los balances internos más frágiles.

 

ENFOQUE TÉCNICO

NETFLIX (NFLX)

Después de aproximadamente 9 meses, Netflix volvió a probar el máximo histórico en el área de 600 dólares. Es decir, la parte superior de un rango que ha persistido durante más de un año. La consecución de este nivel se produjo con volatilidad, por lo que es necesario actuar con la debida cautela ante una posible entrada alcista. Claramente, la ruptura del área de 600 dólares debe tener lugar con firmeza para que se abra un mayor margen de apreciación. El soporte clave está en el área de 516, sin embargo, incluso un retroceso al área de 560 dólares podría generar compras para respaldar una imagen técnica que parece estar mejorando significativamente.

PALADIO

La presión a la baja de los últimos meses sobre el paladio ha disminuido y hemos observado una divergencia del RSI, con la formación de dos mínimos decrecientes en el precio y un doble mínimo del indicador. Los espacios al alza están en diferentes niveles, con un área de 2,560 dólares, donde pasa la MM de 200 días, como primer umbral objetivo. Por encima del área de 2,600 dólares, los niveles en foco están en el área de 2,890 y 3,000 dólares, el máximo de mayo pasado. En el lado del soporte, solo una caída por debajo del área de 2,200 debilitaría significativamente la imagen técnica, devolviéndola al patrón de corrección de los últimos meses.