15.7 C
Mexico City
domingo, junio 23, 2024
spot_img

Medicina antiCovid-19 provoca reacciones en sector farmacéutico

1° de octubre de 2021.

 

  •    Inflación en EE. UU. no se dispara, pero no sede.

 

Las bolsas de Europa tenían comportamientos mixtos al momento de abrir los mercados del continente americano, con el DAX ligeramente a la baja, en -0.15%, y el FTSE100 perdiendo 0.59%, pero con los índices IBEX 35 y Euro Stoxx 50 en terreno positivo, de acuerdo con datos de la plataforma de inversión multiactivos eToro.

Sin embargo, los índices se volvieron negativos de forma generalizada tras una noticias en el sector farmacéutico.

En Estados Unidos, los índices abrieron al alza nuevamente, observándose un mayor ímpetu en el Dow Jones (0.72%), que había quedado un tanto atrasado el día de ayer. Sin embargo, el Nasdaq se fue a negativo en la primera media hora de negociaciones, por noticias del sector farmacéutico, que revolvieron a los mercados.

La gran noticia de hoy es el avance del laboratorio Merck en la fabricación de una medicina que reduce la probabilidad de muerte por Covid-19, que catapulta su acción en más de 11% esta mañana. El mercado, determinó en estos primeros minutos del viernes que éstas son malas noticias para Pfizer, Moderna y BioNTech, y se ensañó con estas dos últimas, que perdían más de 9% y más de 11% respectivamente esta mañana.

No hay una correlación tan radical entre una posible medicina exitosa y la disminución en el ritmo de vacunación contra la Covid-19, pero por ahora es una reacción extrema de los mercados.

En EE. UU. el índice de Gastos de Consumo Personal (el indicador de inflación favorito de la Fed) terminó ligeramente por encima de lo esperado en promedio por los analistas, con un aumento de 0.4% mensual o 4.3% anualizado. El llamado PCE base, se incrementó en 0.3% mensual o 3.6% anualizado. La inflación no se dispara, pero tampoco cede en septiembre.

Índices bursátiles en “distribución”, la volatilidad sigue siendo baja

La corrección observada en las últimas dos semanas tiene características peculiares en comparación con lo observado en los últimos meses. En primer lugar, la volatilidad aún se mantiene dentro de niveles tolerables, lo que nos hace suponer que lo que estamos observando es un fenómeno puro de los llamados de «distribución», es decir, la toma de utilidades, en el marco de un proceso que involucra a todas las clases de activos, sin distinciones particulares.

En esta fase los mercados de acciones, bonos y oro están expresando debilidad generalizada y fuerte correlación, dejando poco margen de defensa, incluso para aquellos inversionistas que han hecho un uso perfecto de la diversificación.

En segundo lugar, la fortaleza de los primeros apoyos identificados en los índices había sido débil en general: las compras en algunos niveles eran marginales y, estadísticamente, una reducción mayor al 5% es un evento perfectamente posible si consideramos que la última corrección de un tamaño mayor que esa corriente se remonta al pasado noviembre.

A nivel técnico, el Nasdaq100 sigue mostrando la mayor fortaleza relativa, e incluso en la sesión de ayer mostró una mayor capacidad de tenencia que el resto de los índices americanos y europeos. En concreto, el S&P500 debería encontrar primeras compras de cierto valor en el rango entre los 4,150 y los 4,000 puntos, mientras que el Nasdaq100 tiene un área de prueba en la zona de los 14,000, al paso de la media móvil de 200 periodos, que no ha sido probada durante unos 18 meses.

El panorama del DJ30 es más complejo a nivel gráfico, que en caso de una falla de 33,000 puntos podría encontrar soportes de precios en niveles mucho más bajos. El mismo orden de consideración se aplica al GER40, que a nivel gráfico tiene muchas similitudes con el Dow Jones, debido al fuerte componente industrial que contiene.

Lo que más confianza nos deja en esta fase es la baja volatilidad y, paradójicamente, la ausencia de presión compradora sobre los llamados «activos seguros». En particular, el componente de bonos a corto plazo, tanto bonos en Europa como bonos del Tesoro en Estados Unidos, continúa mostrando debilidad, como el oro. Tradicionalmente, estas clases de activos encuentran buenas compras en fases de alta volatilidad y baja visibilidad en los mercados de renta variable, lo que confirma en este momento la idea de que la actual es básicamente una toma de ganancias luego de un rally que vio a los índices bursátiles estadounidenses cerrar en positivo por siete meses consecutivos.

ENFOQUE TÉCNICO

GER40

La nueva prueba actual de 15,100 puntos, al paso de la MM a 200 días, representa un cruce fundamental para la estabilidad del índice alemán que, en cualquier caso, se encuentra ahora cerrado en una lateralidad de precios de unos 800 puntos desde abril pasado. Cualquier falla del nivel actual proyectaría el índice en apoyos decididamente más bajos, principalmente hacia el área de 14,500. En los períodos de tiempo más bajos no hay signos de sobreventa o divergencias alcistas, por lo que el panorama hasta la fecha sigue siendo de distribución.

 

ORO

Tímidos signos de acumulación sobre el oro que, si bien en ausencia de empuje direccional, viene formando una base de precios durante varias semanas en la zona de los 1,750 dólares, apoyado en el rango de precios entre 1,720 y 1,680 dólares por onza, donde se encuentran los mínimos de los últimos 18 meses. Por el lado positivo, los niveles en foco están en el área de 1,800, 1,910 y 2,000 dólares. A la baja, solo una ruptura del mínimo de 1,680 abriría espacio para nuevas caídas de precios. Los mínimos crecientes del RSI brindan soporte para una visión general más positiva del instrumento después de las repetidas pruebas de soporte observadas en los últimos meses.

Articulos relacionados

Conectate

228FansMe gusta
1,435SeguidoresSeguir
44SuscriptoresSuscribirte
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Latest Articles