EL EFÍMERO MUNDIAL / PLUMA LIBRE ROLANDO NAKACHI

NAKACHI

La Opinión de Rolando Nakachi 

El efímero mundial / Dedicado a Novelo

EL EFÍMERO MUNDIAL
QATAR WORLD CUP 2022

Cuando la Copa del Mundo llega a la ronda de cuartos de final, es cuando en realidad inicia el mundial. Así de efímero. Ese famoso quinto partido que para la Selección Nacional está vedado tocarlo con la punta de los pies cuando de jugar fuera del país se trata.

Lo que vimos hace unos días en Qatar fue el entremés del banquete que sazonarán los protagonistas para el acto de gala del 18 de diciembre en el Estadio Lusail de la ciudad del mismo nombre en el país catarí.

Es otra de las explicaciones del porqué México no llega a esa jornada mundialista fuera de casa. En una especie de amnistía divina, los dioses solo nos lo permiten como premio a la organización del torneo. Fue que sucedió en 1970 y 1986.

La 2026 FIFA World Cup Canada/Mexico/United States 2026 ya comenzó mal para el seleccionado nacional; no estoy seguro si las deidades en este compartir con nuestros socios comerciales del TMEC la localía lo hayan visto con buenos ojos. Dicho con seriedad, al nuevo entrenador nacional y federativos hay que advertirles esta superchería.

Habituados a la derrota, debemos buscar con lupa dónde hay espacio para algún récord.

Lo hemos encontrado en el grupo de países que más ha organizado el evento y asistido a la justa mundialista; de consolación que don Antonio “Tota” Carbajal fue el primer “Cinco Copas” del mundo. Lo que hizo Matthäus y Messi no interesa tanto como que ya también son cinco copas Márquez y Guardado.

Para este momento,  el caballo negro del torneo es Marruecos. En lo botines de Achraf Hakimi el cuadro marroquí ya tiene héroe nacional, venció al rival deportivo por excelencia, la España dubitativa de Luis Enrique.

En su compromiso contra Portugal, dio cátedra de estrategia a la defensiva para acelerar la despedida de los mundiales del goleador CR7. Anda tan embalado que de ganarle a Francia en semifinales, habrá  hecho una proeza inimaginable en la ficción, ya no digamos en la realidad: echar fuera a la península ibérica y a sus conquistadores de quienes se emanciparon en 1956, la escuadra Les Bleus.

Como bien define Juan Villoro a la selección holandesa: “Su drama futbolístico estriba en carecer de drama”. La burla espetada en la cara por los argentinos en otra nación hubiera generado tensión diplomática; pero fue a Holanda, para ellos la derrota se les resbala.

Ya los esperan en Ámsterdam con bombo y platillo para gozar de la final mundialista. En cambio, la albiceleste, arrastra una serie de infortunios que aun en pleno mundial fue arrestada, juzgada y condenada  a seis años de prisión su vicepresidente, Cristina Fernández de Kirchner. Sus dramas son muchos, y si un requisito de todo crack son las raspaduras, Messi lo cumple a cabalidad. Jugando a lo Italia 90, no perdieron ahora en su primer juego con Camerún sino con Arabia Saudita; no está en la puerta  Goycochea pero 32 años después tienen a “Dibu” Martínez; no los comanda ya Maradona, pero está otro fuera de serie, Lionel Messi.

El fútbol muy pronto le otorgó a Argentina la revancha deportiva para saldar cuentas pendientes del descalabro sufrido en Rusia 2018 ante los croatas. Por lo pronto, los cancheros sudamericanos no se reprimieron y con su conducta antideportiva de burla contra los holandeses, le recordaron a todo el planeta que son parte del mundo subdesarrollado. Aunque el Papa Francisco sea che.

El gol de chilena del joven Richarlison solo nos ilusionó a los ilusos. Pensé que éste sería el mundial de Neymar y de nuevo la verdeamarela se coronaría pero no; es mucha su soberbia. Quieren ganar títulos del presente con la fama de su pasado.

Mientras los pupilos de Tite lucían en el espejo de la fantasía su sexta estrella, Croacia la tejía en el terreno de juego. Al final la terca realidad se impuso. Brasil no se ha dado cuenta que no solo el mundo ya cambió desde 2002 en el que Cafú levantó la Copa en Yokohama, el fútbol también. Marruecos y Croacia son la prueba fehaciente.

Lo que a Holanda le falta de drama para tener hambre de victoria, a Croacia le sobra. Su geografía es un drama en sí. Los han invadido los otomanos, los protegió el extinto Imperio Austrohúngaro, un tiempo fueron Yugoslavia; los invadieron los nazis.

Hasta 1991 se independizaron. Tanto infortunio, les ha robustecido el carácter. El nueve de diciembre en el Education City de Catar, Modrić y compañía en la adversidad del uno por cero, parecían alemanes de sangre fría.

No les impuso el pentacampeón de la FIFA ni la historia de Brasil en la competición, solo demostraron que vienen con hambre de revancha deportiva. Su independencia como país fue hace solo 31 años y Rusia 2018 está muy reciente. Pasaron por Brasil como pudieron haber pasado con el que le pusieran.

Lo que hoy vimos entre Inglaterra y Francia, es la eterna maldición de la escuadra de la Rosa que al llegar a estas instancias, con el que le pongan, pierde. Tienen todo para ganar: técnica, disciplina, condición física, mentalidad, entrenador, pero nomás no saben ganar y menos contra Francia.

En serio, voy a decir algo muy sui géneris, pero no hallo otra sugerencia. No estaría por demás proponerles que para la siguiente justa mundialista hagan una escala en el estado de Veracruz y busquen hacerse una limpia en Catemaco.

Dicho lo anterior, está servido el plato semifinalista catarí: Francia contra Marruecos; Argentina contra Croacia. El primer mundo contra el tercero. Como a esta parte de la competencia jamás invitarán a nuestro equipo tricolor y la moneda está en el aire,  lo mejor es disfrutar del mundial que solo dura tres jornadas y de nuevo, a esperar cuatro años más.

Por cómo va la materia política y económica en Norteamérica, para 2026 Canadá y EE. UU. (ante las maromas de su albino loco, seguro la democracia y el entramado institucional lo domarán) llegarán sin problemas.

La duda es México. Se nos viene un compromiso trascendente, no como el pasajero mundial de la FIFA: la elección presidencial de 2024.

PD: Ya cayó mi favorito para el título que fue Brasil. Mi pronóstico es que Croacia derrotará a Argentina; Francia a Marruecos y en la revancha mundialista, ahora sí alzará la Copa FIFA, Luka Modrić.

https://twitter.com/Nakachi_Mx