Logo Etoro

El crecimiento preocupa debido a las sanciones a Rusia

28 de febrero de 2022

  • Se disparan los precios del petróleo

Se disparan los precios del petróleo

Los índices de Europa continúan en baja declarada este lunes. El FSTE 100 baja 1.37%, el DAX, 2.22%. El CAC 40 pierde 2.82% y el Euro Stoxx 50, 2.81%, de acuerdo con datos de la plataforma de inversión multiactivos eToro.

Esta semana comienza con la publicación del informe mensual de empleo y la asimilación de las posibles repercusiones económicas por el aumento de las sanciones a Rusia. Se esperaba que las bolsas estadounidenses abrieran a la baja, no fue así, el Dow Jones subió 2.51%.

Pese a que representantes de Ucrania y Rusia acordaron reunirse en la frontera entre Ucrania y Bielorrusia para discutir la situación “sin condiciones previas”, en los mercados pesó más que Occidente anunciara planes para bloquear algunos bancos rusos de la red de pagos internacionales SWIFT como castigo por los continuos bombardeos a Ucrania.

La medida no busca afectar los flujos de energía rusos sino interrumpir el comercio mundial y perjudicar los intereses de Moscú.

Para sumar a la tensión, Putin puso a sus fuerzas de disuación nuclear en alerta máxima, la UE comenzará a enviar armas letales a Ucrania y Alemania anunció su mayor aumento en el gasto de defensa desde el final de la Guerra Fría.

Por otro lado, se espera que la Reserva Federal comience un proceso de endurecimiento en un par de semanas, tal vez con un aumento de 50 puntos básicos.

Habrá que seguir los testimonios de Jerome Powell, presidente de la Fed, este miércoles y jueves ante las cámaras de representantes y senadores, respectivamente, para ver si la incertidumbre detendrá la mano del banco central.

Los precios del petróleo se dispararon por los temores a que las sanciones adicionales interrumpan los envíos de petróleo desde Rusia, el segundo mayor productor de crudo del mundo y el mayor proveedor de gas natural de Europa.

Situación global

Desde zonas de miedo extremo, manifestado por el brusco movimiento alcista que vimos en el VIX de volatilidad, y el descuento del peor escenario posible resultante del conflicto bélico actual, como se observó con los movimientos alcistas del oro, del petróleo o de la negociación de opciones PUT, la sesión final alcista de la semana pasada en el S&P500 y los principales índices europeos, plantea la pregunta de si lo peor para las bolsas, ya ha pasado en el corto plazo.

Es cierto que el movimiento de fuerte caída de la volatilidad, del oro o del petróleo observado el viernes pasado, puede indicar el fin de la presión bajista a corto, pero no es menos cierto que necesitamos de cierta confirmación que debería verse esta semana en curso.

Del mismo modo, no podemos dejar de mencionar el cambio de sesgo del mercado con respecto al alza de tipos, otro de los grandes motores de la recuperación de última hora. Regresando al problema de fondo, alta inflación y riesgo de crecimiento muy moderado, sin duda que toda esta tensión de las últimas semanas incide sobre las expectativas de los agentes, que volverán a ponerse sobre la mesa.

De momento y atendiendo al consumo medido en volumen de ventas minoristas, llama la atención la

divergencia entre el sentimiento del consumidor (en mínimos), frente a unas ventas en máximos. Incluso, si ajustamos esta cifra por inflación, estamos un 15% por encima de los niveles previos al Covid.

Y si atendemos a los resultados empresariales, con el 82% ya publicado de 2021 Q4, el BPA en términos GAAP sube un 68% año contra año, con un BPA de beneficios operativos ganando un 41%.

El problema ahora viene del lado de las expectativas de lo que puede suceder este ejercicio que, de momento y a tenor de lo visto en el gráfico anterior, pese al miedo del consumidor por el alza de precios, aquellos siguen gastando dinero

Puntos a observar en esa consideración del impacto sobre crecimiento, es el alza de tipos. Desde el punto de vista del interés a 30 años en crédito hipotecario a tipo fijo, hemos pasado del 3% de enero, al 3.90% actual en lo que viene siendo el mayor dato desde mayo de 2019.

El impacto en la vivienda, que de otro lado se ha disparado en cuanto al número de permisos de viviendas nuevas hasta niveles no vistos desde 2006, debería ser considerado como indicador de repercusión sobre el crecimiento.

Si los precios están en máximos, los tipos a largo se disparan y se deja de crecer tanto… ¿cómo impactará en la capacidad de compra del ciudadano medio?

S&P 

Si tomamos los máximos de enero, el S&P500 cae un 14.5% desde aquella fecha, en lo que supone la mayor corrección desde marzo de 2020 y, en extensión, la más larga desde 2018.

Desde un punto de vista técnico, el S&P500 llegó a perder la zona clave que venimos manteniendo de los 4,240-4,250.

Sin embargo, justo desde esos niveles observamos el “reversal” y fuerte rebote para terminar la semana por encima del mismo.

De momento y tras ese movimiento, vamos a considerar como escenario más probable el pasar a cierta zona de consolidación, y mantenemos como zona clave los 4,240 y los 4,180 como zonas que no deben perderse para no entrar en movimientos de implicaciones más bajistas.

Por arriba, la clave pasa por los 4,350. Si se superan, se generará un cambio de sesgo con implicaciones alcistas, y objetivo en los 4,400. La confirmación en el lado alcista pasa por superar los 4,430.

Criptoactivos

Sigue el movimiento y alta volatilidad en el entorno de los criptoactivos. Pese al gran desarrollo de muchos proyectos, aumento de usuarios con posiciones en BTC o ETH como vemos abajo, la correlación sigue siendo muy alta entre todos los proyectos y, como venimos diciendo en los últimos meses, entre los criptoactivos y los mercados de acciones.

Así mismo, semana muy movida con “margin call” en ambos sentidos y el obligado recuerdo al inversor de la NO necesidad de buscar apalancamiento en estos instrumentos.

En este entorno de alta volatilidad y movimientos, el número de direcciones manteniendo más de 0.1 BTC alcanza un máximo histórico de 3,339,395. Y en el caso de ETH, se llegan a los 21,907,000 direcciones con más de 0.01 ETH.

Desde un punto de vista técnico, estamos dentro de un rango de precios entre los 35K y los 42K. Si los precios rompen los 42k, objetivo en los 45,000, justo el anterior máximo que no fue superado.

Podríamos pasar a una etapa de consolidación en estos niveles a la espera de la resolución global de la situación macro.

El bajo volumen negociado real, cerca de los 4,000 millones de USD, la baja actividad en derivados y un sentimiento en zona de miedo, pero no extremo, hace posible ese escenario de cierta calma tensa.

Si los precios rompieran los 35K o los 42K con aumento de volumen, el objetivo bajista queda en los 29K-30K y, por arriba, superar los 42K y los 45K supone ir a buscar los 51,000USD.

https://www.etoro.com/es/