Nota: Edoardo Fusco-Famiano, analista de eToro.

 

22 de septiembre de 2021.

 

Un acuerdo parcial que permitirá a la empresa china Evergrande pagar con descuento uno de sus cupones de deuda, regresó el ánimo a los mercados globales. Existe una mayor esperanza de que los problemas de esta gigantesca desarrolladora de bienes raíces no se conviertan en un problema sistémico.

Debido a ello, las bolsas en China avanzaron ligeramente este miércoles, mientras que las bolsas europeas reportan alzas generalizadas, con el DAX creciendo 0.75% y el FTSE100 1.3%, al momento de abrir los mercados en el continente americano, de acuerdo con datos de la plataforma de inversión multiactivos eToro.

En Estados Unidos, las bolsas abren al alza, con el Dow Jones creciendo más de 0.8%, en un día favorable para los sectores financiero y energético. Hoy se espera el reporte de la Fed, en donde el mercado prácticamente da por descontado un inicio de la reducción de compra de bonos a fines de 2021, pero ningún movimiento este año en la tasa de interés base.

Igualmente, hoy se da a conocer que en Europa se plantean cambios a las reglas de Solvencia II, que rigen al sector regulador, con el fin de liberar unos 120,000 millones de euros, que contribuyan a la recuperación post Covid-19.

Mientras tanto, el precio del petróleo subió ayer, dado el reporte de caída en los inventarios por parte del American Petroleum Institute.

Los índices buscan una base, hoy la Fed

La corrección observada en las últimas semanas presenta ahora todas las características de las detracciones observadas en los últimos 18 meses: una rápida expansión de la volatilidad, una liquidación generalizada con limitada capacidad de cobertura (incluso de las denominadas clases de activos tradicionales, como los bonos del Tesoro y el oro) y compras más o menos decisivas en los primeros soportes identificados por el mercado.

Un descenso del 5%, más allá del cuadro técnico que se ha deteriorado en todos los principales índices bursátiles, sigue siendo un descenso general muy limitado, si tenemos en cuenta que la caída más violenta observada en los índices bursátiles continúa siendo la de noviembre de 2020, durante las elecciones estadounidenses, cuando el S&P500 cayó hasta 8%, mientras que en Europa el Dax perdió más del 12%.

Dada la modesta extensión de la corrección, sigue siendo un mercado para los «temporizadores del mercado» y, por lo tanto, es difícil sacar conclusiones definitivas de esta leve señal de debilidad. Por supuesto, el paso del tiempo juega estadísticamente a favor de una corrección más profunda que las más recientes, pero es demasiado pronto para decir si es así. En general, una corrección del orden del 10% con el paso del tiempo se vuelve cada vez más probable

Un último elemento que queda por observar es que, si bien el descenso hasta la fecha ha sido del orden del 5% en los índices bursátiles, en la mayoría de los valores que componen los índices el descenso desde los máximos en promedio ha sido del orden de 10-15%.

Por otro lado, la debilidad de gran parte de la renta variable global no es nueva. Desde febrero el porcentaje de acciones de la NYSE que cotiza por encima de la media móvil de 200 días ha pasado del 90% al 50%.

Si consideramos que las 10 principales acciones estadounidenses por capitalización de mercado representan alrededor del 50% del Nasdaq100, el 25% del S&P500 y el 50% del DJ30, no es difícil entender cómo continúa y seguirá la historia en los mercados, que continúan siendo escritos por un número limitado de actores que, hasta la fecha, siguen estando en general todavía técnicamente bien configurados.

Esta mañana la apertura de los mercados europeos ha sido positiva y la atención de los inversionistas de hoy estará toda por la reunión de la Fed que finalizará esta tarde. En general, podría resultar un no evento, pero ciertamente las palabras de Powell, a la luz de los recientes desarrollos en los mercados financieros, seguirán teniendo un peso importante en la formación de las expectativas de los inversionistas.

ENFOQUE TÉCNICO

NSDQ100

La baja que ha afectado al Nasdaq en estas horas ha visto la rápida consecución de soportes en el rango entre 15,000 y 14,800 puntos, por debajo del primer soporte de cierta trascendencia, representado por la MM a 50 días. A medio plazo, el panorama es claro: la resilencia de esta zona de precios representaría una señal de confianza para el índice, con la posible reanudación de un marco constructivo orientado a la vuelta a los máximos. La pérdida de estos niveles proyectaría, por el contrario, al índice hacia la zona de los 14,000 puntos, por donde pasa la MM de 200 días.

GER30

El panorama técnico del GER40 es más negativo en comparación con los otros índices globales, con la prueba de 14,950 puntos, donde pasa la MM de 200 días, que fue particularmente rápido. El panorama en este caso sigue siendo más frágil e incierto, pero también más interesante. El RSI continúa mostrando debilidad, y la estabilidad de este nivel técnico sigue siendo de fundamental importancia para el marco general de mediano plazo. Un quiebre por debajo de este soporte llevaría a la acción a una inversión técnica, con un cambio decisivo en la perspectiva del instrumento. El índice aún debe ser monitoreado en esta etapa, también debido a la ausencia de signos de reversión de la debilidad observada actualmente.