LOS EMPRESARIOS EN SU MAYORÍA ESTÁN ENTREGADOS

MAURICIO FLORES EN El Independiente

GENTE DETRÁS DEL DINERO EN EL INDEPENDIENTE

Opinión 31/08/2022

Los Empresarios en el IV Informe de Gobierno

LOS EMPRESARIOS EN EL IV INFORME DE GOBIERNO, EL INDEPENDIENTE
LOS EMPRESARIOS CON AMLO

En su mayoría están entregados, de tapetito, temerosos de que el inquilino de Palacio Nacional monte en cólera contra ellos en alguna mañanera y de ahí deriven indagatorias específicas por parte de la Unidad de Investigación Financiera o sendas revisiones fiscales; solo en corrillos cerrados, en cónclaves reducidos, se habla del desastre de la conducción económica pues, independientemente que vaya a presumir mañana jueves de “equilibrio fiscal”, los hechos revelan lo que los empresarios no dicen abiertamente: la inversión bruta fija en planta, equipo e instalaciones se ha reducido de manera y pese a ciertos repuntes estacionales ye en sectores económicos ligados básicamente a la exportación, al punto que la Formación Bruta de Capital Fijo -el que emplea personas y paga impuestos- se encuentra en niveles del 2011-202, es decir en un retroceso de una década conforme al INEGI que dirige Graciela Márquez.

Han participado en cenas de champurrado con tamales de Chipilín, así sea para comprar boletos del Avión Presidencial o de Terrenos de Playa Espíritu, se han reunido en corto para buscar negocios o ampliaciones de concesiones provenientes de la época neoliberal, solícitos, buscando guarecerse de los embates presidenciales y su equipo que igual imponen rombos negros a los empaques de alimentos y bebidas que fabrican sus empresas o que les quitan el suministro de agua para fabricar cerveza -el principal producto agroindustrial de exportación mexicano- como señala uno de los spots presidenciales.

Así, las cúpulas y representaciones gremiales de empresarios, en su mayoría, están entregadas al gobierno de Andrés Manuel López Obrador o, en el caso mas combativo, evitando la confrontación directa, yendo con mucho cuidado con un gobierno que ninguneó desde un principio a las cámaras y asociaciones que tradicionalmente operaban la interlocución con las diversas instancias federales y entidades reguladoras pues en 2018 creo su propio Consejo Asesor Empresarial constituido por los 12 empresarios más relevantes del país; ello significó un desdén para las representaciones tradicionales, enviando la señal presidencial  de “yo me entiendo con sus patrones, no con los empleados”, pero también significó anular -cuando menos en el primer trienio del actual gobierno- la interlocución que pequeñas y medianas empresas había logrado a lo largo de 50 años a través de entidades como la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (Concamin), la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA)  y del Consejo Nacional Agropecuario.

Es decir, al privilegia el trato con los más machucones del empresariado nacional, se ninguneó a las Pymes que representan 92% de las unidades productivas y 70% de la creación de empleos.

El miedo no anda en burro

LOS EMPRESARIOS EN EL IV INFORME DE GOBIERNO, EL INDEPENDIENTE
ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR

Luego de que grupos y empresarios muy identificados participaron en financiamiento de las campañas mediáticas contra López Obrador en 2018 (como el documental Populismo en América cuya paternidad fue adjudicada a Agustín Coppel, Alejandro Ramírez y Germán Larrea, así como del historiador Enrique Krauze) la animadversión presidencial fue evidente: entre los múltiples significados que tuvo la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, está el de “golpe en la mesa” para mostrar que el nuevo presidente era el que ahora mandaba, y así mostraron que el poder político quedaba separado del poder económico como como pilar ideológico fundador  de la llamada “Cuarta Transformación”.

Algo que no tuvo nada de simbólico fue la contundente acción que a partir de 2020 realizó Raquel Buenrostro al frente del Sistema de Administración Tributario (SAT) que aplicó las reformas fiscales aprobadas por la mayoría del oficialista partido Morena (que suprimieron condonaciones por inversión en activos fijos e innovación, acotando devoluciones de impuestos y elevando a nivel de crimen organizado el delito de evasión fiscal), que junto con un serie de cambios en la Miscelánea Fiscal -cambios en las reglas de aplicación de leyes tributarias para facilitar el cobro y pago de impuestos- permitieron labores de fiscalización a grandes y medianos contribuyentes que agregó a las arcas nacionales lo equivalente a 2 puntos adicionales del Productos Interno Bruto.

Vaya, el ex procurador Fiscal, Carlos Romero Aranda, se dio vuelo al anuncio de “que se acabó la fiesta” para defraudadores fiscales y en mas de un foro manifestó que no vacilaría en perseguir a los llamados “factureros” o falsificadores de operaciones comerciales con el fin de obtener deducciones indebidas de impuestos. Sus casos más icónicos fue la persecución de Raúl Beyruti -el principal y más moderno subcontratador de capital humano profesionalizado- así como de personajes de la farándula como Inés Gómez Mont y su esposo Víctor Álvarez Puga.

Vale destacar que luego de intentar inculpar a Julio Sherer -el ahora ex consejero jurídico de López Obrador- de apoyar a diversos personajes bajo persecución por evasión fiscal, Romero Aranda fue encontrado responsable de actos equivalentes a evasión fiscal (ventilados, curiosamente, por la Revista Proceso) y separado del cargo en noviembre de 20221.

Soltando el arpa, tomando lo suavecito

LOS EMPRESARIOS EN EL IV INFORME DE GOBIERNO, EL INDEPENDIENTE
4TO INFORME

Las invitaciones para asistir al IV Informe de Gobierno al parecer sólo está llegando a un reducido grupo de empresarios y representantes de la IP.

El pulso de la relación con las y los propietarios de los bienes de producción -para usar la jerga pseudo marxista hoy resucitada- la llevaba el empresario regiomontano Alfonso Romo, quién luego de un primer año de fungir como puente de encuentro entre las partes, fue aislado paulatinamente de su encargo hasta ser una sombra de él mismo: tras permanecer en una intrascendente oficina de la presidencia que ni pudo detener la cancelación del NAIM, impedir la eliminación del Outsourcing, contener las políticas estatistas en materia de electricidad e hidrocarburos o facilitar la participación privada en la atención anti Covid19, Romo renunció a su cargo en diciembre de 2020.

Quien recogió la estafeta fue Carlos Salazar Lomelí, líder del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), ex funcionario de Fomento Empresarial Mexicano (FEMSA) y apoyado por la cúpula de empresarios regiomontanos.

La misión de Salazar fue la de llevar la fiesta en paz con Palacio Nacional; pero cuando éste lanzó iniciativas y acciones -en especial las de energía- que afectaban a empresas como Cemex, FEMSA, Alfa o Gruma, Salazar tuvo que ofrecer resistencia y fue anulado como interlocutor por el gobierno federal.

La actual representación del CCE recayó en un empresario pequeño que sirvió como cuña del gobierno federal para eliminar el outsourcing y en temas de energía; Francisco “El Suavecito Cervantes” obtuvo el apoyo de los empresarios regiomontanos para el año pasado obtener la presidencia de esa organización… pero no pudo evitar que les limitaran el agua para uso industrial.

Ofreció “llevar la fiesta en paz” con Palacio Nacional, pero no parece estarlo logrando en los señalamientos sobre el gasto presupuestal para pagar la deuda FOBAPROA originada en el rescate bancario del siglo pasado.

Eso sí, Cervantes, junto con encumbrados empresarios -que cómo Carlos Slim y Germán Larrea- que eran anteriormente parte de la “Mafia del Poder”, estarán en primera fila durante el mensaje presidencial de mañana. Y en la representación, en la coordinación con empresarios y tras bambalinas, está el dueño de Vidanta, Carlos Chávez.

floresarellanomauricio@gmail.com

https://twitter.com/mfloresarellano

https://elindependiente.com.mx/2022/08/31/los-empresarios-en-el-iv-informe-de-gobierno/