Gente Detrás del Dinero, Mauricio Flores 

Gente Detrás del Dinero Mauricio Flores

Hoy en la columna 28/12/2021

  • La Marina va por los Ferrys

Almirante José Rafael Ojeda

Pues así como le cuento: la Secretaría de Marina a cargo del secretario almirante José Rafael Ojeda ya le puso el ojo a los servicios de Ferrys entre Playa del Carmen y Cozumel así como a los servicios Cancún-Isla Mujeres. Negocio nada pequeño pues los transbordadores privados movilizan casi 11 millones de personas anualmente con peaje promedio de 250 pesos por cabeza, y que ahora esta en la mira de la armada marina de México para ser un monopolio de servicio público cuando menos en los litorales del caribe.

Y no, no es ninguna broma del Día de los Inocentes.

La Marina argumentó, conforme al oficio 1181/2021 emitido el 11 de noviembre pasado que debido a la falta de competencia en la prestación de los servicios se deberán de observar una serie de reglas de coordinación con las autoridades portuarios para operar de manera alternada para que ello no genere un cuello de botella en los traslados… pero, conforme a información obtenida de alto nivel, el propósito último de armada es rescindir los permisos a los Ferrys privados y empezar con una empresa pública de carácter monopólica en ese litoral.

El asunto toral de ello es el precio, de hasta 310 pesos el trayecto sencillo entre Playa del Carmen y Cozumel para turistas (y 150 pesos para lugareños), que se mantiene prácticamente idéntico entre las empresas permisionaria, a saber Ultramar, Winjet y Barcos del Caribe. Los precios son objeto de constante crítica por parte de los habitantes y visitantes pues son considerados como extremadamente altos.

Por ello el plan de SEMAR es cancelar los permisos y ofrecer el servicio a “precios populares” que en principio no superen los 100 pesos viaje sencillo. Para ello la dependencia, se comenta, habría hecho ya el pedimento de entre 30 y 40 barcazas para pasajeros tipo Brilliance of Majestic, las fabricadas por la firma naval Incat Crowther.

Una decisión de ese tipo pasa por cuando menos dos aspectos cruciales: a) la capacidad de operar que tendría una empresa de las fuerzas armadas un servicio de carácter civil, cobrando un precio que no sería suficiente para los costos de operación b) un precio que probablemente tampoco servirá para cubrir costos de remediación ambiental en los frágiles ecosistemas costeros, ni compensar a los municipios ligados a una actividad turística que vería abaratado el costo de acceso masivo.

Tome nota.

mflores37@yahoo.es

http://@mfloresarellano