Ciudad de México, a 1 de octubre de 2021.

 

  • La Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (AMEXHI) exhorta respetuosamente al Congreso de la Unión se analicen a fondo los impactos de la iniciativa constitucional presentada por el Ejecutivo Federal en relación con el sistema eléctrico
  • La AMEXHI considera que es fundamental contar con Órganos Reguladores Coordinados en Materia Energética, que cuenten con autonomía técnica y de gestión para favorecer la protección de los intereses de la Nación y de los consumidores.

En relación con la Iniciativa de Decreto por el que se reforman los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos presentada por el Ejecutivo Federal el 30 de septiembre del 2021 concerniente al sistema eléctrico nacional, la AMEXHI destaca la importancia de que el Congreso de la Unión analice a fondo el impacto de dicha Iniciativa en la economía nacional y, sobre todo, en el consumidor final.

En lo particular, la Iniciativa Constitucional presentada incluye la desaparición de los Órganos Reguladores Coordinados en Materia Energética: la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH). Al respecto, la AMEXHI afirma que la existencia de estas instituciones es fundamental para la ejecución exitosa de los contratos petroleros firmados con el Estado Mexicano que se encuentran en marcha, mismos que son administrados por dichos órganos reguladores y que son decisivos para la seguridad energética de México.

Los Órganos Reguladores Coordinados en Materia Energética son las instituciones encargadas de garantizar piso parejo en un entorno de competencia. Surgieron para procurar que las decisiones en materia energética se tomen desde un punto de vista técnico, al margen de presiones políticas o presupuestales. Los reguladores favorecen la protección de los intereses de la Nación, de los consumidores y brindan confianza a la inversión que hace posible el desarrollo nacional.

Asimismo, es fundamental que la ley garantice la existencia de reguladores con autonomía técnica y de gestión a fin de que puedan cumplir con sus funciones principales: fortalecer el sistema energético de México y elevar la competitividad nacional. En el caso del sector que representamos, es vital que la CNH mantenga los objetivos de acelerar el desarrollo del conocimiento del potencial petrolero del país, elevar el factor de recuperación y con ello, la obtención del volumen máximo de petróleo crudo y de gas natural en el largo plazo, la reposición de reservas de hidrocarburos, la utilización de la tecnología más adecuada para la exploración y producción de hidrocarburos, entre otros.

En AMEXHI afirmamos que un ambiente de legalidad, certeza jurídica, respeto a la libre competencia y regulación predecible es una condición indispensable para promover la inversión productiva, la creación de empleos y, por lo tanto, bienestar.

La AMEXHI, comprometida con el país, reitera su disposición a seguir trabajando por los intereses del pueblo de México en estricto apego al marco legal que rige a la industria energética. Asimismo, la Asociación reitera su disposición a continuar invirtiendo en proyectos que permitan incrementar la producción de hidrocarburos, promover el desarrollo regional en las zonas petroleras y construir una industria de petróleo y gas competitiva, moderna y sustentable.