pato-columna-300x195

Hoy en la columna 05/11/2021

  • Cofepris bajo el síndrome Henle Ye Gon

En sólo tres años se pudrió el esquema de profesionalización y control en la Comisión Federal de Protección Sanitaria, regresando a esquemas de corrupción en la autorización a manos llenas para la importación de precursores de fentanilo muy semejantes a las existentes hasta 2007 cuando se detuvo al empresario chino Zhenli Ye Gon -autor de la célebre frase “copelas o cuello”- quién había comprado la venia de los mandos medios de esa comisión; y en la acción tomada ahora bajo la administración de Alejandro Svarch, el siguiente paso será revelar al pequeño grupo de beneficiados con las autorizaciones para importar tales sustancias.

Fu el Departamento de Estado, a cargo de Antony Blinken, quien alertó a Andrés Manuel López Obrador sobre la creciente importación de los precursores de fentanilo, compras en volúmenes tales que no se empata con la fabricación de medicamentos legales que utilizan esa sustancia como materia prima, así como de presuntas operaciones de lavado de dinero a través de empresas fachada al servicio de diversos grupos delictivos.

No en vano la ocupación que la Marina hizo de las oficinas y equipos de cómputo en Cofepris se catalogó como un evento de “seguridad nacional”

Hay que recordar que con el arribo del nuevo gobierno en 2018 llego a COFEPRIS José Alonso Novelo, quién destituyó a funcionarios de carrera (bajo el prejuicio ideológico de que pertenecían al viejo régimen), generando una gran descoordinación que provocó el rezago de casi 30 mil procedimientos administrativos… quedando los procesos en manos de mandos medios que encontraron la oportunidad de “subastar” el despacho de trámites. Las pugnas de Novelo con el subsecretario de salud Hugo López Gatell contribuyeron al desorden.

La llegada de Svarch y la alerta emitida por EU dieron paso a una depuración de la podredumbre gestada en este mismo gobierno (no fue heredada) empezó con la salida de Maribel Bernal de Autorizaciones de Comercio Internacional, Lamberto Osorio de la subdirección de importaciones y exportaciones, y de la comisionada de Autorización Sanitaria América Orellana, allegada de López Gatell.

La llegada del nuevo equipo para operación sanitaria a cargo de Bertha AlcaldeHermilio Domínguez para la comisión de evidencia y manejo de riesgos y del capitán Francisco Arce como contralor, pretende cortar de tajo las prácticas que fueron desterradas durante 11 años.

Ahora falta echar guante a los sucesores de Ye Gon.

  • Se cayó el teatrito

EMILIO LOZOYA

El encierro de Emilio Lozoya implica en los hechos de que se quedaron sin sustancias las acusaciones que hizo en contra Enrique PeñaLuis Videgaray y una infinidad de personas supuestamente relacionadas en la trama de los sobornos hechos por Odebrecht y la “maiceada” a legisladores para aprobar la Reforma Energética.

La orden de encerrarlo muestra que la FGR compró espejitos a cambio de un criterio de oportunidad que fue usado abusivamente por el ex director de Pemex como lo exhibieron las fotografías tomadas valientemente por Lourdes Mendoza en el restaurante Hunan.

Y un dato que revela que todo el caso orquestado por el equipo de Alejandro Gertz Manero fue por consigna, es que el juez José Zúñiga Mendoza, quién ordenó ayer encerrar a Lozoya fue el mismo juez que pactó el “Acuerdo Reparatorio” de Alonso Ancira para con Pemex (supuestamente por la venta de Agronitrogenados) y en el que se estableció que Ancira vendiera sus acciones en AHMSA a Julio César Villarreal y socios. Tome nota.

  • Tres sindicatos y 17 repartidores

Día Internacional de Repartidor

El miércoles, en el Día Internacional de Repartidor, tres sindicatos (Conductores de Vehículos de Servicio, #NiUnRepartidorMenos, y la UNTA) convocaron una marcha sobre Paseo de la Reforma supuestamente a favor de los trabajadores de delivery… a la que asistieron 17 repartidores.

Llegaron acarreados de otros movimientos, como promotores de la marihuana y colectivos socialistas. Al parecer la mayoría de los repartidores no ve utilidad alguna en pagarle una cuota a un sindicato que “lo defienda”.

Esa sencilla percepción debe ser aquilatada por el senador Miguel Ángel Mancera en su ánimo establecer una ley que ofrezca protección social a tales trabajadores a fin de que no sea espacio para sindicatos abusivos.

https://www.razon.com.mx/opinion/columnas/mauricio-flores/cofepris-sindrome-zhenli-ye-gon-458392

mflores37@yahoo.es

@mfloresarellano