TERNIUM UNA ESTELA DE CORRUPCIÓN Y UTILIDADES

EL DEDO EN LA LLAGA CON ADRIANA DELGADO

ADRIANA DELGADO

Reportó utilidades por cuatro mil 304 millones de dólares, nada más en el primer trimestre de este año, en los seis países donde opera

Opinión 28

El agua de Ternium

EL DEDO EN LA LLAGA TERNIUM
TERNIUM

Los 5.6 millones de habitantes de Monterrey, la segunda ciudad más grande del país, sufren desde hace meses una grave escasez de agua. La indignación se multiplica, pues 57 por ciento del líquido ahí no es para la población, sino para la industria.

En el país, la empresa con más concesiones es la italoargentina Ternium, antes Hylsa, que cuenta con 40, que suman la extracción de 17 millones 693 mil 885 metros cúbicos de agua al año.

Ese corporativo reportó utilidades por cuatro mil 304 millones de dólares, nada más en el primer trimestre de este año, en los seis países donde opera, incluyendo el nuestro, pero dejando una estela de corrupción.

En su planta de Xoxtla, Puebla, Ternium produce 15 toneladas diarias de acero. De acuerdo con cálculos de la firma especializada Fluence Corp, para la fabricación de una tonelada métrica de esa aleación, el consumo de agua es de 28 mil 600 litros, con 25 mil 300 litros de descarga. Es decir que, diariamente, Ternium usa al menos 429 mil litros gracias a que goza de una concesión en el lugar, y descarga 379 mil 500 de aguas residuales. Eso ocasiona dos problemas muy graves.

El primero es que sucede mientras las comunidades cercanas sufren de carencia de agua potable para el consumo humano y la agricultura, como lo denuncian continuamente los activistas ambientales locales, Juan Vázquez y Pascual Bermúdez.

La otra gran dificultad es que las descargas residuales no se procesan correctamente, se filtran y contaminan los pozos que utiliza el organismo operador de agua del estado para surtir a las poblaciones del área, lo que significa riesgos importantes para su salud.

Queda clara la inmoralidad de esta práctica, pero también su ilegalidad. La Ley de Aguas Nacionales establece el orden de prioridad para el aprovechamiento y concesión de uso del líquido: doméstico, público urbano, agrícola, y hasta el octavo lugar, el industrial.

Más aún, especifica que una concesión de agua para uso industrial debe hacer las obras respectivas “para su descarga, incluyendo tratamiento de las aguas residuales y los procesos y medidas para el reúso, en su caso, y restauración del recurso hídrico”.

¿Por qué Ternium tiene entonces concesiones que pasan por encima de la ley? Los 10 decretos firmados el 5 de junio de 2018 por Peña Nieto, eliminando las vedas en 300 cuencas hidrológicas, abrieron la puerta a una lluvia de concesiones de explotación de agua por parte de privados. El resto de la historia es conocido: se repartieron sin ton ni son y sin considerar a las poblaciones y la naturaleza de las regiones.

En 2020, el presidente López Obrador no permitió la instalación de una industria cervecera en Mexicali por la carencia del líquido, sin embargo, México ocupa el cuarto lugar mundial de países que más agua extraen para diferentes usos, reconoce la Conagua, que estuvo mucho tiempo hundida en una red de corrupción que documenté hace 21 meses, poniendo

https://twitter.com/hashtag/ElDedoEnLaLLaga?src=hashtag_click

ADRIANAD16@YAHOO.COM.MX
https://twitter.com/AdriDelgadoRuiz

https://heraldodemexico.com.mx/opinion/2022/6/28/el-agua-de-ternium-417145.html