MARTIN ESPINOSA

Democracia sindical

CDMX 20 octubre 2021

No es la primera vez que el presidente López Obrador se refiere a la necesidad de cambiar la realidad de los sindicatos en México. Ya con anterioridad, el titular del Poder Ejecutivo federal ha insistido en la necesidad de una mayor democracia sindical para terminar con los cotos de poder que durante décadas se forjaron en el país y permitieron que se amasaran enormes fortunas por parte de líderes sindicales, como por ejemplo la del recién “separado” del liderazgo obrero en Pemex, Carlos Romero Deschamps, quien hasta hoy permanece impune.

Apenas en la “mañanera” de ayer en Palacio Nacional y cuestionado sobre la situación de algunos gremios en el país, como el minero, el ferrocarrilero con Víctor Flores o el caso de la cooperativa de la empresa Cruz Azul donde se juega el destino de 17 mil familias, López Obrador consideró que “tenemos que seguir avanzando… que se represente con dignidad, como lo merecen, los trabajadores; que se les defienda. Que se acabe el ‘charrismo sindical’; ése es el propósito”, advirtió el primer mandatario tras anunciar que le pedirá un informe al respecto a Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo.

“Ya que está pasando la pandemia o hay menos contagios, ahora tenemos que llevar a cabo los procesos de democratización de los sindicatos; eso es muy importante. La Secretaría del Trabajo tiene que ‘auspiciar’ estos procesos; y uso la palabra o el término ‘auspiciar’ porque no podemos nosotros meternos a la vida interna de los sindicatos, pero sí podemos promover el que haya democracia sindical en todos los sindicatos del país… Ya no es el tiempo de antes, de los sectores corporativos o que aquí se decidía quién iba a ser dirigente o a quién había que hacer a un lado. Eso ya no; se respeta la voluntad de los trabajadores”, remató el primer mandatario.

Lo cierto es que, sin duda en ese ámbito como en muchos otros de la vida pública nacional, se enfrentan fuertes resistencias debido a la gran cantidad de “intereses creados” que prevalecen desde hace muchos años. La vida sindical del país se convirtió durante muchas décadas en una verdadera “mina de oro” para líderes y políticos que se han hecho millonarios a costillas del esfuerzo de millones de trabajadores.

  • Por cierto y donde las cosas van a arder como “fuego en pastizal seco” es en la Suprema Corte de Justicia, ya que en breve se “pondrá en juego” y a la luz pública la promesa del presidente del máximo tribunal de justicia del país, Arturo Zaldívar, de combatir a fondo la corrupción, ya que se tendrá que desahogar ahí un recurso de revisión promovido por el grupo mayoritario de socios de la empresa cementera Cruz Azul en contra de la resolución ilegal de magistrados integrantes del Primer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito. Este tribunal colegiado avaló el 29 de septiembre de 2018, hace ya más de 3 años, una asamblea convocada de manera ilegal por un puñado de trabajadores, que así se hizo de la dirección de la Cooperativa con José Antonio Marín y Víctor Velázquez a la cabeza, a la que han llenado de corrupción e impunidad, según denuncian los afectados. El tema y la decisión, entonces, está “en la cancha” del ministro presidente de la Suprema Corte, Arturo Zaldívar.
  • En otros temas, estimado lector, los datos duros hablan por sí mismos de la gestión financiera de Bursamétrica Casa de Bolsa: Índice de Capitalización (ICAP) de 13.31% y una razón de Solvencia 1.01 (Activo Total/Pasivo Total) que indica la capacidad que tiene para atener sus obligaciones de pago, de acuerdo con la información publicada en su página de internet por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), que preside Juan Pablo Graf.

Los activos en administración de los clientes han crecido en lo que va del 2021, 97.75 por ciento para llegar a los más de 11 mil 500 millones de pesos, mientras que las calificadoras Moody’s y HR Ratings ven con perspectiva positiva Bursamétrica Casa de Bolsa.

https://www.excelsior.com.mx/opinion/martin-espinosa/democracia-sindical/1478079